BAUHAUS
 

 
contemporany
ARTS AND CRAFTS
BAUHAUS
POP
EL POSTMODERNISMO
EL ARTE ORIENTAL
El arte mudéjar en el mueble
EL MUEBLE DANES
ART DECÓ
El mueble de fin de milenio
EL ESTILO THONET
EL ARTE MUEBLE EN EL ANTIGUO EGIPTO
imagen
La Bauhaus fue una Escuela de arquitectura y de artes aplicadas que se
convirtió en el centro del diseño moderno en Alemania durante la década de
1920, y jugó un papel importante en el establecimiento de una vinculación
entre el diseño y las técnicas de producción industrial. La Bauhaus fue
fundada en 1919 por la fusión llevada a cabo por Walter Gropius de la
antigua Academia de Bellas Artes y la Escuela de Artes y Oficios de
Weimar.
imagen
Obra de Paul Klee
La Bauhaus, que significa «casa de construcción», pretendía reformar la teoría educativa, fusionando las distintas artes.
Para Gropius, la construcción, el diseño
o «manufactura» era una actividad social importante, simbólica e intelectual y fue esta visión la que dominó las enseñanzas de la Bauhaus. El plan de estudios incluía un curso preliminar en el que los estudiantes aprendían los principios básicos del diseño y de la teoría del color. Al acabar este curso preparatorio, los alumnos entraban en uno de los talleres situados en dos edificios y se especializaban por lo menos en un tipo de oficio artesanal. Eran talleres autofinanciados con encargos privados. A los tutores, algunos de los cuales pertenecían a los gremios locales, se les llamaba «maestros» y a los alumnos, «aprendices».

imagen
Gerrit Rietveld, en la puerta de su taller sentado en su silla rojo y azul, junto a trabajadores del negocio
Durante el primer año de la Bauhaus, Gropius contrató a tres artistas: johannes Itten, responsable del curso preliminar, Lyonel Feininger (1871-1956) y Gerhard Marcks, a los que posteriormente se unieron otros artistas expresionistas, Georg Muche (1895-1987) a finales de 1919, Paul Klee (1879-1940) y Oskar schlemmer (1888-1943) en 1921 y Wassily Kandinsky (1866-1944) en 1922. Durante el primer perrodo de la Bauhaus, fue la personalidad carismática de Itten la que ejerció un papel más importante. Las clases de Itten, que solfan empezar con ejercicios de respiración y gimnasia, se basaban en la «intuición y el método» o en la «experiencia subjetiva y el reconocimiento objetivo». En su opinión, los materiales debfanser estudiados para revelar sus cualidades intrínsecas y animaba a sus alumnos a realizar construcciones imaginativas con objetos trouvés. Itten también enseñaba teorías sobre forma, color y contraste, así como a apreciar la historia del arte. Coincidra con Gropius en que las leyes naturales existían tanto para la composición espacial como para la musical y enseñaba a sus alumnos la importancia de las formas geométricas elementales cómo el círculo, el cuadrado y el cono. Como Kandinsky, Itten pretendía volver a introducirla espiritualidad en el arte.
imagen
Tanto Itten como Muche participaron activamente en la secta mazdeísta e intentaron introducir sus enseñanzas en la Bauhaus. Se afeitaban la cabeza, vestían túnicas largas como monjes, seguían una dieta vegetariana con grandes cantidades de ajo purificador y ayunos regulares, y practicaban la acupuntura y los baños calientes. Sin embargo, el énfasis del mazdeísmo en la meditación y el ritual socavó la autoridad de Gropius y sus alumnos se volvieron contra él. Finalmente, surgieron los conflictos entre Gropius e Itten, que se marchó en abril de 1923, marcando el final del periodo expresionista de la Bauhaus.
Las autoridades locales, bajo la presión de los gremios que temían que los alumnos de la Bauhaus les quitaran el trabajo, exigieron la organización de una exposición para justificar el apoyo continuado del Estado. La exposición celebrada en 1923 no sólo exhibió el trabajo de la Bauhaus sino también diseños de De Stijl, como la Red/Blue chair(silla en rojo y azul) de Gerrit Rietveld, de 1918-1923
Aunque esta legendaria exposición obtuvo una gran acogida internacional, especialmente en Estados Unidos, no aplacó las iras locales. Cuando Weimar se convirtió en la primera ciudad alemana donde ganó el Partido Nacional Socialista, la subvención de la escuela se redujo a la mitad y en 1925 Gropius fue obligado a trasladar la Bauhaus a otro sitio, considerada ya en aquel momento un hervidero comunista y subversivo. La escuela fue re ubicada en Dessau, donde los socialdemócratas y el alcalde liberal que detentaban el poder eran mucho más receptivos a su prestigio y continuidad.
imagen
En la zona boscosa de los alrededores, se construyeron una serie de residencfas para los maestros, con un diseño simple y geométrico, que fueron los prototipos de un estilo de vida futuro. El mismo edificio de la Bauhaus de Dessau, con su estructura prefabricada extremadamente racional, marcó un importante punto de inflexión en la escuela, que pasó de la artesanía al funcionalismo industrial. Ahora a los maestros se les llamaba profesores y la escuela ya no participaba en los gremios, sino que concedía sus propios títulos de licenciatura. Por aquel entonces, Gropius estaba cada vez más desencantado con las ideas socialistas y pensaba que el tipo de capitalismo industrial de Henry Ford podía beneficiar a los trabajadores y que, para sobrevivir, la Bauhaus necesitaba adoptar un enfoque más industrial. Con la convicción de que la sociedad mejorara con la aplicación del funcionalismo, los diseños de la Bauhaus se concebían ahora para la producción industrial, adoptando deliberadamente la estética de la máquina.
En Noviembre de 1935, con el apoyo económico de Adolf Sommerfeld, Gropius cumplió su ambición de crear una compañía limitada que promocionara y comercializar a los diseños de la escuela. Bauhaus GmbH produjo un catálogo, diseñado por Herbert Bayer, que ilustraba los productos de la Bauhaus. Sin embargo, las ventas no fueron excesivamente abundantes, y no sólo por la rigurosidad estética de los productos, sino también por otro problema: aunque parecían hechos a máquina, la mayoría de los productos no se ajustaban a la producción industrial Se formalizaron algunos acuerdos entre la Bauhaus y fabricantes externos pero no se obtuvieron las ganancias que Gropius habla esperado. En 1928, Gropius intentó ceder la dirección de la Bauhaus a Ludwig Mies van der Rohe para poder dedicar más tiempo a sus diseños, pero Mies no aceptó. Finalmente, el arquitecto suizo Hannes Meyer (1889-1954), que habla sido nombrado profesor del departamento de arquitectura en abril de 1927, aceptó hacerse cargo de la escuela, denominada ahora Hochschule für Gestaltung (Instituto de Diseño). Meyer, que era comunista, ocupó la dirección hasta julio de 1930.
La Bauhaus también se volvió más politizada, siendo la escuela utilizada como centro de las actividades políticas de un grupo de estudiantes marxistas. Hacia 1930, un grupo de treinta y seis alumnos comunistas empezó a tener mala prensa. Ya instancias de Gropius y Kandinsky, el ayuntamiento de Dessau despidió a Meyer al descubrir que habrá suministrado fondos para una huelga de mineros.' Bajo fa presión de despolitizar la Bauhaus para su propia supervivencia, Mies van der Rohe asumió la dirección. Inmediatamente clausuró la escuela, sustituyó los estatutos existentes, y luego la volvió a abrir, obligando a los 170 estudiantes a matricularse de nuevo. Cinco alumnos próximos a Meyer fueron expulsados. Se estableció un nuevo plan de estudios que fijó la no-obligatoriedad del curso preliminar y se dio mayor importancia al estudio arquitectónico, lo que convirtió a la Bauhaus en una escuela de arquitectura. Aunque siguieron existiendo talleres de artes aplicadas, su función era proporcionar productos que pudieran ser fabricados por la industria. Con Mies, triunfó la teoría arquitectónica frente a la política, ya que junto a su socia Lily Reich, introdujo un nuevo programa apolítico de «Bau und Aus- bau» (construcción y desarrollo).
En octubre de 1931, los nacionalsocialistas, que habían pedido insistentemente la clausura de la Bauhaus, obtuvieron el poder en Dessau con 19 de 36 escaños y, el 22 de agosto de 1932, se r aprobó una moción para clausurar la escuela. Como consecuencia, Mies reestableció la Bauhaus como escuela privada en Berlín, pero su pasado político la perjudicó cuando finalmente los nacional socialistas se hicieron con el poder en la ciudad. La Gestapo hizo una redada en los locales de la es- cuela para encontrar literatura comunista incriminadora y precintó el edificio, clausurándolo definitivamente. EI 19 de julio de 1933, los profesores se reunieron y votaron a favor de la disolución de la Bauhaus, marcando formalmente el final de esta notable institución. [ Muchos de sus profesores como Mies, Marcel Breuer, Walter Gropius y Josef Albers emigraron a Estados Unidos para escapar de la persecución, y en 1937 László Moholy-Nagy se convirtió en el director de la New Bauhaus de Chicago, de corta vida. Al cabo de un año, se celebró una retrospectiva de diseño de la Bauhaus en el Museum of Modern Art de Nueva York, lo que aumentó su reputación como la institución de diseño más importante del siglo XX. Su pionero enfoque funcionalista ejerció un impacto fundamental en la práctica posterior del diseño industrial y proporcionó los cimientos filosóficos del movimiento moderno. También tuvo una profunda y amplia influencia en el sistema educativo de las escuelas de diseño, especialmente en la Hochschule für Gestaltung, Ulm.
El estilo característico de la
Bauhaus es impersonal, geométrico y severo, pero con un refinamiento de
líneas y formas que derivaba de una estricta economía de medios y del
minucioso estudio de la naturaleza de los materiales.
imagen
WALTER GROPIUS FUNDADOR DE LA BAUHAUS
imagen
Alfombra diseñada en la Bauhaus y silla diseñada por Marcel Breuer
imagen
Silla en rojo y azul de Gerrit Rietveld
imagen
Sillón diseñado por Gerrit Rietveld
imagen
Johannes Itten, responsable del curso preliminar
imagen
imagen
imagen
imagen
imagen
TEORIA DEL FUNCIONALISMO
Durante los años veinte se produjo un debate artístico e intelectual, sobre cual era la misión del objeto, se opto por un modelo revolucionario de distanciamiento sobre el canon formal establecido, se abrieron las puertas al diseño de nuevas formas figurativas, Gropius dio nombre al nuevo método de clasificación de funciones y lo denomino “investigación de los seres”.
La funcionalidad del objeto debía representarse de forma clara y veraz. El funcionalismo dio una nueva dimensión social, abierta a toda la sociedad, se pretendía “cubrir todas las necesidades vitales”.
imagen